PROCESO DE ADAPTACIÓN EN EDUCACIÓN INICIAL: ¿Pero qué podemos hacer como padres para apoyar a nuestros hijos e hijas durante esta etapa? – Algunas sugerencias puntuales –

El Ministerio de Educación, en el portal PerúEduca, Sistema Digital para el Aprendizaje de Perú ha publicado un artículo muy interesante:

Iniciando una nueva etapa: el proceso de adaptación, Brindémosles siempre a nuestros hijos e hijas seguridad afectiva, para ayudarlos a crecer y a acceder con placer al conocimiento de sí mismos y del mundo que los rodea.

¿Qué es proceso de adaptación en educación inicial?:

Hablar del proceso de adaptación en educación inicial es hablar de días en los que nuestros niños y niñas viven una serie de emociones y sensaciones: ilusión, miedo a la separación, incertidumbre a lo desconocido, tristeza por tener que despedirse y muchas más. Por todo esto, el periodo de adaptación es un llamado para hacernos un tiempo especial y organizarnos como familia, para lograr que nuestros pequeños puedan familiarizarse progresivamente con un nuevo ambiente educativo.

Adaptarse al servicio educativo no se logra en el primer día o la primera semana. Este proceso depende de cada niño y niña, de su historia y ritmo personal, así como de la intensidad de las emociones y sensaciones que les genera estar frente a nuevas situaciones. Mientras que algunos niños manifestarán lo que sienten a través del llanto, negándose a despedirse y quedarse con extraños, otros puede que solo se mantengan pasivos, sin relacionarse con sus compañeros. También es posible que algunos se aferren a objetos de sus hogares, que les recuerdan a papá o mamá. ¡Es posible que les tome meses poder soltar estos objetos!

¿Pero qué podemos hacer como padres para apoyar a nuestros hijos e hijas durante esta etapa?:

Sin importar el tiempo que les tome adaptarse, procurémosles siempre gestos de afecto y un ambiente de estabilidad, para que sientan seguridad y progresivamente manejen sus emociones. Así se sentirán mejor acogidos, escuchados, contenidos y acompañados. Antes de pensar en aprendizajes, pensemos en seguridad afectiva, pues este sentimiento les permitirá vivir el placer de actuar, relacionarse, transformar, descubrir todo lo que les rodea y aprender.

La familia y los servicios educativos son entornos fundamentales para el desarrollo de los niños y niñas. Sabiendo la importancia que tienen en el proceso de adaptación, debemos poner atención a la calidad del vínculo, la actitud atenta y la sensibilidad frente a sus emociones. Gestos cálidos y una presencia contenedora y estable les permitirán socializar con mayor seguridad y confianza a pesar de los cambios de espacio, tiempo y rutinas que se generan al ingresar por primera vez a un servicio de educación inicial.

Espero que les haya sido de utilidad este artículo.

Fuente: PERUEDUCA

No olvide compartir en tus Redes Sociales o Grupos de Facebook

TODOS LOS GRUPOS [AQUÍ]

Suscríbete a nuestro canal Youtube:
Y estarás al tanto de la Tecnología Educativa